” EL CABALLERO DEL PARAGUAS”

Paraguas

Salió de trabajar y las nubes tiritaban invierno, tenía que caminar un largo trecho hasta llegar a su destino, él la miraba como cada tarde y ella lloraba por cada despedida al atardecer, no importaba, estaban los sueños, las ilusiones, el despertar de cada día.

Sus ojos hablaban más que las palabras, a veces silencios, a veces risas, simplemente ellos. Otras, una caricia en los dedos, un abrazo, agarrarse las manos y así decir: hasta mañana.

Llueve,-toma el paraguas, decía él. -Gracias, susurraba la dama sin mirarle a los ojos.

Anuncios
Categorías: Cuadros | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: