486363_531722523523162_343801533_n

Resbaló, un pequeño charco que ni había visto, empapada se levantó, la noche la envolvía con sus sombras gélidas de invierno, el agua helada había empapado su vestido, lo estiró con sus finos dedos y siguió caminando.

Inmersa en sus pensamientos cruzó la calle, nada, ni ruidos, ni nadie caminando, se sentía sola pero llena de esperanza, llegó al portal de puertas verdes y hierro forjado, hurgó en su bolso y sacó las llaves, giró a la derecha el metal y la puerta cedió.

Se desnudó y se preparó una taza de cacao caliente, fue al baño, se secó y recogió su melena  en un moño despeinado, su mano acarició con suavidad el minúsculo vientre que prometía una nueva vida.

Tomó su taza y frente a la chimenea se tumbó, por primera vez Elisa sonrió….

Anuncios
Categorías: Cuadros | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: